14.9.07

Sol de anunciación

Al principio pensé ilustrar mi entrada de ayer con "La Anunciación" de Fra Angelico, ya que la gestante de En el nombre de la madre es la Virgen María. Pero luego encontré la insuperable foto de Donna Ferrato. El vistazo a "La Anunciación", sin embargo, me hizo reparar en el sol de rayo diagonal que toca a María: aprendiza al sol aquí, al sol que baja (en cuesta de luz).

En otro de los pasajes de Post Mortem, escribe Caraco:
La menstruación, el embarazo y el parto, y la lactancia, no podemos glorificar semejantes servidumbres, son desagradables y muchos hombres tiemblan ante ellas, aunque no demuestran el horror que sienten por miedo a pasar por monstruos. Los hombres enamorados fingen olvido, los otros guardan silencio, es un asunto que se evita y que a todos nos resulta penoso.

A mí no. Yo estoy enamorado de toda esa materialidad cruda y salvaje de la mujer: de ese barro con el que se fabrica la vida.